Abrí los ojos, no vas a volver

 a herirme otra vez.